4 diciembre, 2017 admin

El arte del DESCARTE: las claves principales

Esta semana os escribo sobre uno de los verbos más relacionados con las Organizadoras de Espacios (Organizadora/es Profesionales en general), además de los omnipresentes ORDENAR, ORGANIZAR y PLANIFICAR. Hablo de DESCARTAR.  Para algunos algo sencillo y para otros un sufrimiento total. Para entenderlo hay que padecerlo y sufrirlo, sea porque eres tú quien no quiere descartar o porque convives con alguien que no quiere hacerlo.

Descartar acarrea múltiples beneficios, algunos directamente relacionados con el orden: mayor y mejor espacio de almacenamiento, armonía visual…  y otros beneficios ligados al bienestar: no hay duda de que los espacios abarrotados generan mucho desasosiego.

Aprender a descartar aquello que no necesitamos desde pequeños, nos ayuda a FOMENTAR NUESTRA HABILIDAD PARA LA TOMA DE DECISIONES. Habilidad que nos será de gran utilidad durante toda nuestra vida. Aunque aquí, quiero matizar y subrayar que la base debe ser siempre un CONSUMISMO CONSCIENTE. Esto es, descartamos coscientemente porque previamente hemos consumido y disfrutado conscientemente y finalmente, gestionamos lo que descartamos conscientemente (segunda mano, reciclaje..) No me cansaré de repetir que el verdadero arte reside en la CORRECTA ELECCIÓN.

Consumo-consciente-vivienne-westwood

Hasta aquí queda claro, pero quien tiene problemas para descartar, seguro que se sigue preguntando por dónde empezar. Porque la teoría está muy bien pero cuando hay que empezar a decidir qué se queda con nosotros es cuando comienzan los problemas. Asi que aquí van algunos básicos para el buen descarte:

  • VISUALIZAR qué queremos conseguir con esta acción: más espacio para la ropa que nos gusta, una cocina donde poder cocinar de manera más sencilla y agradable, un salón con más espacio donde poder practicar yoga..  Pura MOTIVACIÓN para el cambio.
  • La PREGUNTA debería ser ¿Con qué me quedo? .. ¿Qué descarto? suele ser más complicado de responder.
  • Se desecha por CATEGORÍAS: significa que empezaremos por la ROPA y dentro de esta categoría por las camisetas de manga corta, por ejemplo. Sacamos todas las camisetas de manga corta e iremos valorando una por una si se quedan con nosotros (previamente hay que valorar el espacio de almacenaje que tenemos). Iremos pasando por las distintas categorías valorando con qué nos quedamos.
  • DOS HORAS sería lo ideal, más puede resultar excesivo. Empezar por la ropa es una muy buena elección, ya que no solemos tener una conexión tan profunda con ella. Los objetos sentimentales y fotografías siempre serán más complicados de valorar.
  • La VELOCIDAD es la clave. Para esto nuestra habilidad a la hora de elegir tiene que ser óptima y no hay mejor gimnasia que elegir. Al principio cuesta pero luego resulta hasta sencillo.
  • Cuanto MÁS se DESCARTE, MAYOR será el CAMBIO, lo cual nos ayudará a entrar en una espiral positiva que nos motivará a mantener ese estado y no volver a caer en lo de antes (efecto rebote).
  • En caso de BLOQUEO, sin ansiedad, esto se trata de obtener bienestar. Llegados al punto en el que no puedes avanzar porque no sabes si descartar o no, no lo hagas (ya le llegará el momento.. o no). Procura encontrarle un buen sitio y cuídalo. Si lo mantienes, es porque realmente te aporta algo positivo. Ahora, si queréis una manera sencilla de desbloquear la situación: compararlo con algo que realmente os guste mucho y valorar que sentís con cada uno.

Sé que para much@s todavía resultará complicado. Suelo decir que en esta vida si hay ganas, casi todo se puede resolver y os aseguro que esto, como todo en la vida, es cuestión de práctica.

El secreto del cambio es enfocar toda tu energía, no en la lucha contra lo viejo, sino en la construcción de lo nuevo

– Sócrates-

Espero haberos ayudado un poco en el camino hacia un reencuentro con vuestros hogares. Porque recordar ¿DÓNDE MEJOR QUE EN TU HOGAR?

Maitane