21 enero, 2019 admin

Marie Kondo y sobre mi Admiración a su Método

Hemos comenzado 2019 con Marie Kondo. En NETFLIX con su programa, la prensa hablando sin parar de su programa en Netflix, yo hablando en la radio de su método..  Pero ¿qué tiene Marie Kondo que es tan aplaudida y criticada?

Conocí a Kondo y su método KonMari hace un par de años, cuando entré en el mundo de las Organizadoras Profesionales y no hacía más que oir hablar de ella, por lo que decidí leer sus libros. Para aquellos que no sepáis de qué estoy hablando os lo explico brevemente: Marie Kondo es hoy en día mundialmente conocida por ser la gurú del orden y por su método de orden KonMari que asegura enseñar a la gente a vivir felizmente y en orden.

He de afirmar que la historia de esta mujer me resultó conocida. Yo, al igual que Marie Kondo y otras personas que son ordenadas, he tenido la necesidad y el interés sobre el orden interiorizado desde pequeña (mi padre y madre son personas organizadas y ordenadas) He de admitir, que al igual que Kondo mi afición y pasión por el orden se pasó de la raya en un momento dado, obteniendo grandes enseñanzas de lo vivido (hoy día soy consciente de lo intolerante que podía llegar a ser en algunos momentos). Con la edad, la llegada de mis hijos y principalmente, gracias a la ayuda de mi pareja he conseguido controlar los arrebatos de orden, convirtiéndome en una persona organizada pero mucho más flexible con mi entorno.

La semana pasada estuve en la radio hablando del método KONMARI. Ha creado tal revuelo su programa de televisión que querían saber más sobre el método y sobre mi opinión al respecto. Admito que mi defensa se quedó un poco justa, de manera que hoy procuraré solucionarlo hablando sobre los ASPECTOS POSITIVOS DEL METODO. Durante las próximas semanas os hablaré sobre los aspectos negativos o no tan positivos.

SENCILLO Y DE SENTIDO COMÚN

Hay que admitir que es un método sencillo de entender y realizar, y de sentido común. Al ser un método basado en las leyes del minimalismo, opino que puede resultar beneficioso a un gran número de personas independientemente de la forma de pensar que se tenga: te hace reflexionar sobre la importancia que tiene el consumismo en tu vida, te hace pensar en qué es importante en ese momento de tu vida (subrayando el ahora), ayuda a valorar el vivir con menos pertenencias, la importancia del hogar, la necesidad de tranquilidad y equilibrio en nuestras vidas..

EL PROCESO DE TOMA DE DECISIONES

Siguiendo con cosas más específicas, una de las mayores aportaciones del método en mi opinión, es el trabajo que se realiza desde el primer momento para fomentar el PROCESO DE TOMA DE DECISIONES. Desde el minuto uno te “obliga” a decidir. Y ¿por qué me resulta tan interesante? ¿Conocéis la frase: “Qué tomas para ser feliz? DECISIONES”? Esa es ni más ni menos la razón por la que me gusta, porque te dirige hacia tu propia felicidad mediante tus decisiones.

Aunque pueda parecer muy sencillo, podríamos decir que somos una sociedad que procuramos no tomar o postergar las decisiones por miedo a las consecuencias que estas conllevan. Mediante este método la toma de decisiones se terminará haciendo automáticamente, ya que estas ejercitando tu cabeza desde el minuto uno. Para cuando llegues a la fase final, la de los objetos sentimentales (los que mayor apego pueden generar), ya has creado una estrategia personal para afrontar cualquier situación. Al finalizar este proceso, la facilidad a la hora de tomar decisiones aumenta considerablemente y creas el hábito de analizar tu entorno de manera habitual. Dicho en otras palabras, es un método que te invita a pensar continuamente sobre qué es lo que quieres realmente en tu vida.

Muchas personas se ponen manos a la obra en cuanto leen estos libros. Hay que decir que para algunxs es muy sencillo, mientras que para otras personas resulta casi imposible (seguramente en base a al nivel de toma de decisiones de cada unx de nosotrxs). Yo como organizadora profesional tiendo a acompañar a mis clientes en este proceso, sobre todo a aquellxs que se suelen agobiarse con sólo pensar. Hay que entender que para algunas personas se trata de una situación dura tanto física como psicológicamente: ansiedad, tristeza, agobio,  dolor de espalda y cabeza.. Pero como todo esfuerzo tiene su recompensa, para cuando se termina el acompañamiento, las sensaciones mejoran y el nivel de confianza en elloxs mismxs aumenta considerablemente. Asimilan lo aprendido y ya sólo por no querer volver a pasar por lo mismo (y por lo bien que se sienten), comienzan a utilizar lo aprendido en su día a día.

Pero ¿por qué se comienza por la ROPA? Más que nada por el bajo nivel de apego que tenemos la mayoría con nuestra ropa. En caso de que seas un diseñadorx, el nivel de apego con tus creaciones será enorme (incluso pudiendo pasar al nivel de objetos sentimentales), por lo que será preferible seguir por libros y papeles, pero como la mayoría no somos diseñadorxs, la opción ropa es genial. Además del bajo apego, la ropa o más concretamente los armarios tienen una función vital (por llamarlo de alguna manera) en nosotrxs: suelen ser el reflejo de nuestra realidad. No sé si os pasará pero habitualmente nuestros armarios están más ordenados cuando no encontramos en una buena época de nuestra vida, mientras que cuando nos sentimos más estresados y agobiados, el armario se vuelve más caótico (no en todos los casos). Teniendo en cuenta que nos vestimos todos los días y que tenemos que acceder a nuestros armarios para ello, ¿no creéis que nuestro ánimo mejoraría encontrándonos un armario ordenado con cosas que nos hagan felices? Os recomiendo que lo probéis.

ORDENAR POR CATEGORÍAS

Una de las cosas que me enseñó este método fue una nueva forma de ordenar, una conclusión a la que Marie Kondo llegó después de mucho ensayo y error: ordenar por CATEGORÍAS en vez de por ESPACIOS. Habitualmente ordenamos por espacios, habitación por habitación sin tener en cuenta si algo de lo que debería de estar supuestamente en esa habitación está ya en ella o quizás esté en otro espacio, por lo que no terminaríamos de ordenar en profundidad. Un ejemplo para que sea más sencillo de entender: si ordeno mi armario pero no tengo en cuenta que un 25% de la ropa está en el cubo de la lavadora y otro % para planchar, no ordenaré adecuadamente mi armario, ni crearé un sistema de organización que cumpla con las necesidades que tengo. Aunque parezca una tontería, os aseguró que es un detalle muy útil y efectivo para los más desordenados, y muy útil para aquellxs que somos más ordenadxs también. Os aseguro que cuando lo leí no podía entender como no había llegado a la misma conclusión, ¡es tan evidente y de sentido común!

LA IMPORTANCIA DEL DESCARTE

Otro de los enfoques del método que más me gusta y que tiene relación directa con el minimalismo es la necesidad de DESCARTAR. Dicho de otra manera, valorar si todo aquello que tenemos nos resulta necesario, esto es el tan conocido “MENOS ES MÁS”.

“Menos es Más”

Marie Kondo nos dice que sólo debemos tener aquello que nos haga felices, aunque yo siempre añado aquello que nos haga felices y también aquello que sea necesario en nuestro día a día. Pero vale, le “compro” lo de la felicidad mientras que sea una manera de filtrar aquello que realmente queremos mantener a nuestro lado. Pero ¿cómo saber si algo te hace feliz? Si lo de la felicidad te resulta muy abstracto, aquí te dejo un pequeño consejo: piensa en algo que te haga muy feliz y reflexiona sobre cómo te hace sentir. Ahora utiliza esa sensación como filtro para valorar todo lo demás. Como para muchxs esto sigue resultando complicado, yo utilizo otras estrategias más claras con mis clientes, pero admito que todas ellas tienen relación con la famosa “búsqueda de felicidad”.

Antes de continuar, me gustaría hablar brevemente sobre lo que es NECESARIO, ya que es un concepto un tanto subjetivo y la probabilidad de perdernos es alta si no tenemos unos criterios básicos. Es habitual escuchar “por si acaso” cuando trabajo con clientes y yo siempre les hago la misma pregunta: por si acaso ¿qué? Les pido y ofrezco argumentos, y aunque a veces pueda resultar una situación abrumadora, al final lo agradecen. De manera que pensemos qué hay detrás de cada uno de los “por si acasos”que verbalizamos.

DOBLADO VERTICAL

La aportación más conocida y sobre la que más se habla es la del DOBLADO VERTICAL. Acabo de darme cuenta que todavía no he hablado sobre esto en el blog.. Ya tengo tema pendiente. Pero ¿cómo explicar en pocas palabras lo que es el doblado vertical? Es una forma diferente de doblar la ropa, una que hasta ahora nunca habíamos utilizado (el rollo tan utilizado en maletas se parece pero no es igual) y que tiene muchos beneficios: aprovechas mejor el espacio que tienes, se encuentra más fácilmente aquello que necesitas,  es más sencillo mantener el orden (habría que adaptarlo aun así a cada situación).. Tenéis un ejemplo de doblado vertical clicando en “doblado vertical”, al comienzo del párrafo.

CADA COSA EN SU LUGAR

Y por último, pero no por ello menos importante, la tan conocida frase y repetida por las personas ordenadas hasta la saciedad, vamos un básico para todxs nosotrxs y que también utiliza Kondo: “UN LUGAR PARA CADA COSA Y CADA COSA EN SU LUGAR” ¿Qué significa esta frase? Algo tan sencillo como que cada cosa que tenemos en nuestros hogares, despachos, zonas de trabajo, tiendas.. deben tener su propio lugar. Está claro que esta frase da para otra entrada de blog (lo apunto).. Pero termino con esta pregunta que quizás o ayudé a reflexionar sobre el tema: ¿por qué hay en casi todos los hogares un “cajón desastre”? Y cuando digo hogares, podría decir en casi todo los espacios donde se convive y/o trabaja. Recordar que cada cosa debe tener su lugar 😉

 

Y hasta aquí la entrada de hoy. Espero que hayáis disfrutado leyendo tanto como yo escribiendo, ya que para mi siempre es un placer hablar sobre el método KonMari. Durante las siguientes semanas os hablaré sobre los aspectos no tan positivos del método, porque también los tiene en mi opinión.

Un placer como siempre,

Maitane